La fórmula imperfecta

 

¿Funciona la misma dieta para todos? ¿el mismo tipo de meditación, de humor, de hobby, de pantalón? ¿Funciona el mismo método para todos? No existe una única fórmula de éxito porque lo que funciona para unos, no funciona para otros. La fórmula cambia. Porque la persona no es la misma.

A veces nos aferramos a la fantasía de la figura del emprendedor que lo hizo, que le fue bien y montó su negocio, escuchamos sus palabras y creemos que hay un secreto, algo que no sabemos y que se nos va a manifestar en forma de epifanía cósmica para transformarnos en tapa de revista.

Cuando nos damos cuenta de que eso no pasa, nos frustramos. Claro que hay una diferencia entre ese “emprendedor exitoso” y el resto del mundo, ellos lanzaron la idea. Está en el mercado, la conoces, tiene un nombre, una marca, una comunicación y una historia que contar.

Aunque hay tips generales que son útiles a nivel universal, “la fórmula del éxito” es en realidad encontrar la metodología que funciona para uno, que no funcionará para tu mejor amigo así como tampoco le quedan perfectos tus jeans.